Por la libertad y la vida de la machi Francisca Linconao

Por la libertad y la vida de la machi Francisca Linconao

La Alzada, Acción Feminista Libertaria es una organización que se identifica con las mujeres pobres de clase trabajadora,  mujeres indias, negras y mestizas, lesbianas, madres y aborteras. No nos situamos desde un lugar universal que invisibiliza la opresión que viven millones de mujeres por su clase, su orientación sexual, su credo y/o raza, sino que nos plantamos desde Abya Yala, reconociendo que vivimos bajo una intrincada matriz de dominación. Combatimos el patriarcado como forma de opresión, sin embargo, comprendemos que el patriarcado, como lo entendemos hoy, es una formulación occidental que fue introducida en nuestros pueblos a punta de espada.

Hoy el Estado chileno le declara la guerra al pueblo mapuche, ejerciendo violencia sistemática contra las mujeres, niñas y niños en sus comunidades, mediante sus aparatos policiales y empresariales como las forestales, mineras, hidroeléctricas, termoeléctricas y gaseoductos. Pero no se conforma con esto, sino que calla ante el asesinato de Macarena Valdés, obliga a Lorenza a parir engrillada y a Sayén a nacer en un ambiente hostil y encarcela y acosa a una autoridad espiritual del pueblo mapuche como lo es la machi Francisca.

La machi Francisca Linconao es acusada en calidad de autora del delito de incendio con resultado de muerte de carácter terrorista por el caso Luchsinger Mackay. El 2013 su inocencia se demostró en tribunales, sin embargo, la embestida judicial contra la autoridad mapuche siguió adelante. Esta acción no sería sino un acto de venganza por haber logrado detener judicialmente el 2008/2009  la destrucción del bosque nativo y un menoko-humedal por parte de la Sociedad Palermo Limitada.
La machi encarna el newen de la comunidad mapuche, cuestionando las lógicas coloniales de conocimiento y resistencia política tradicional. Este newen impresiona a quienes ostentan el poder, y es por ello que desean aniquilarlo estableciendo todo su aparataje judicial, concentrados en la Ley Antiterrorista, para mantener detenida a la machi Francisca por más de nueve meses, a pesar de no que no existen pruebas en su contra, deteriorando evidentemente su bienestar, su salud y poniendo en riesgo su vida. Esta situación ha motivado que la machi adopte medidas extremas y desde el 23 de diciembre se encuentre en huelga de hambre liquida.

Como feministas nos hacemos partícipe de las demandas expuestas por la COORDINADORA NI UNA MENOS y exigimos:

1.- Al Intendente de la Araucanía que en su calidad de máxima autoridad regional, establezca una postura clara ante los graves atropellos a los derechos humanos que sufre el pueblo mapuche, terminando con el acecho y violencia policial en las comunidades.

Le pedimos específicamente que se acerque a la familia de la machi lo antes posible y conozca la dura realidad que están atravesando.

2.- Que el poder judicial establezca  condiciones de igualdad ante la ley permitiendo a las y los presos políticos mapuche el derecho al debido proceso, poniendo fin a la aplicación de la Ley Antiterrorista.

- Respetar el convenio 169 considerando la calidad de autoridad ancestral de la Machi Francisca y su delicado estado actual de salud, permitiéndole esperar el juicio en su hogar.

  1. - Interpelamosnuevamente a la ministra de la Mujer y Equidad de Género Claudia Pascual a pronunciarse respecto a casos tan terribles que han acontecido últimamente a mujeres mapuche como son el de Macarena Valdez, Lorenza Cayuan y Francisca Linconao.

Expresamos nuestra solidaridad con todas la familias mapuche que atraviesan tan duras situaciones, como  la familia de Brandon Hernández Huentecol. Pedimos justicia en su caso y  que el carabinero culpable sea juzgado con el máximo rigor.

 

Finalmente queremos decir que somos un pueblo que ha resistido por siglos la invasión y seguimos más vivos que nunca, dispuestos a mantenernos por muchos siglos más.

                                             

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta