“Ni una Menos” es un espacio de coordinación que lucha en contra de todas las violencias patriarcales. Somos anticapitalistas,  antirracistas, auto organizadas, autogestionadas, autónomas e independientes de los partidos del régimen. Este es un espacio abierto donde participamos mujeres, lesbianas, trans y otras cuerpas disidentes, mapuche, estudiantes, trabajadoras, pobladoras, trabajadoras sexuales y migrantes de distintas edades, principalmente feministas organizadas y sueltas que desde diversas posturas, experiencias organizativas y formas de hacer feminismo marchamos con rabia y organizadas.
El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Hoy y todos los días repudiamos y denunciamos:
Los 50 feminicidios que van a la fecha, compañeras: niñas, jóvenes, adultas, lesbianas y trans hemos sido asesinadas históricamente por el machismo y el patriarcado. Esta es la expresión más brutal de la violencia sistemática que vivimos. Violencia normalizada y avalada por este Estado que es cómplice y con su corrupta justicia deja a violentadores y feminicidas en la impunidad, ignorando nuestras denuncias y catalogando la violencia a las mujeres solo en función del matrimonio y convivencia.
La violencia sobre nuestras cuerpas, ésta se ve todos los días en las violaciones y abusos sexuales cometidos principalmente por hombres conocidos y familiares directos. Se expresa en el acoso sexual, en las calles, la casa, el trabajo, la escuela, los institutos y universidades. Así como la violencia política del estado en la dictadura cívico-militar, violencia político-sexual que seguimos viviendo quienes nos movilizamos por nuestros derechos y por transformar nuestra realidad como estudiantes, trabajadoras, pobladoras, mujeres mapuche, lesbianas, trans, activistas, siendo golpeadas y abusadas sexualmente por la fuerzas especiales cuando nos reprimen. Repudiamos y denunciamos: la violencia estatal y racista en contra de la Machi Francisca Linconao Huircapán, la violencia estatal, racial y obstétrica hacia Lorenza Cayuhan quien parió engrillada en Concepción.
La violencia estatal, religiosa y cotidiana cuando se nos prohíbe decidir sobre nuestras cuerpas. La violencia gineco-obstétrica y la prohibición de nuestros derechos sexuales y derechos reproductivos. Por una educación sexual sin la moral de las iglesias, acceso a anticonceptivos y la libertad de decisión de ser madres o no. Porque las mujeres históricamente hemos abortado y en condiciones precarias, no basta con tres causales, ¡Nosotras decidimos! ¡Aborto libre AHORA!
El acoso laboral y la violencia en general en el trabajo, ya que las mujeres somos las más precarizadas de la sociedad, tenemos los puestos peor pagados o recibimos un sueldo menor al de un hombre por el mismo trabajo y somos quienes estamos, en su mayoría, bajo el yugo del subcontrato, por eso decimos ¡Igual pega, igual paga!. Así también, cargamos con el trabajo doméstico, donde las mujeres hemos sido invisibilizadas en el cuidado de niños y niñas, personas mayores, otras y otros familiares, como también en la realización de las tareas del hogar incluso después de jubiladas, sin recibir ninguna remuneración. Y en estas condiciones se quiere aplazar nuestra edad de jubilación para que sigamos siendo funcionales a este sistema.
Declaramos que el Estado capitalista genera y es cómplice de toda esta violencia, reproduciéndola en la educación durante la escuela y la educación superior; dividiendo el trabajo masculino del femenino; haciendo oídos sordos ante nuestras denuncias. Ni la derecha ni el actual Gobierno de la Nueva Mayoría y con Bachelet a la cabeza, han cambiado esta realidad y no ha sido mucho lo que han hecho por nosotras, las mujeres más oprimidas. Por esto, nos parece una burla la proyección del #NiUnaMenos en el frontis de La Moneda para la última marcha contra los feminicidios, consigna que el movimiento de mujeres y feminista organizándonos en respuesta a toda la violencia machista, ha puesto al centro.
La lucha de las mujeres no es solo de este año, ha sido histórica del movimiento de mujeres y feministas, y motor de los cambios sociales y revoluciones en todo el mundo. Por eso invitamos a TODAS a auto-organizarse desde sus territorios, lugares de trabajo y estudios.
¡Contra la violencia del sistema, nosotras nos auto organizamos!
¡Contra la violencia del sistema, todas marchamos sin los partidos del Estado!
¡Contra las violencias del sistema, “No a la extensión de la edad de jubilación para las mujeres”!
¡Contra las violencias del sistema, “NO Más AFP”!
¡LIBERTAD YA para la Machi Francisca Linconao Huircapán!
¡Todas las niñas y mujeres exigimos una vida libre de violencia!
¡BASTA de Feminicidios! ¡Basta de Lesbo y Transfobia!
¡Coordinadora Ni una Menos, contra todas las violencias del patriarcado!
¡Porque Vivas nos queremos, Ni una menos!
Santiago, noviembre de 2016.

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta