#NiUnaMenos No más violencia de género contra las mujeres

#NiUnaMenos No más violencia de género contra las mujeres

Chile es el cuarto país con más femicidios de la zona, una mujer muere cada siete días (Vasquez Mejias: 2015). Sin embargo, esta es una cifra irreal que oculta un nivel de violencia machista aún mayor, ya que esta estadística sólo considera los crímenes ocurridos en el ámbito privado, desconociendo una gran cantidad de asesinatos  que también suceden en lo público. Debemos recordar que el  término  femicidio designa  el asesinato de mujeres por razones asociadas con su género, y se lo define como “… la forma más extrema de violencia de género, entendida como la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres en su deseo de obtener poder, dominación o control. Incluye los asesinatos producidos por la violencia intrafamiliar y la violencia sexual” (Radford y Russell, 1992).

Para determinar si un homicidio de mujer es un femicidio o feminicidio se requiere conocer quién lo comete, cómo lo hace y en qué contexto. Existen ciertos indicadores que nos permiten reconocer este tipo de crimen, tales como:  el acompañamiento de un ataque sexual: violación o intento de violación;  agresión física;  el ensañamiento (en genitales o pecho); cuerpos marcados con mensajes misóginos y  antecedentes de violencia física y/o sexual. No obstante, en nuestro país, el delito de femicidio pareciera tener una connotación más restrictiva: “la muerte violenta de una mujer por el abuso del poder de género y que se produce en el seno de una relación de pareja, actual o pasada” (Vargas, 2015). Excluyendo la misoginia como  causa y desconociendo los cuerpos femeninos violados, torturados, quemados, desmembrados, analizados como cadáveres que engrosan las listas de homicidios sin clasificación.

Desde hace ya muchos años distintas organizaciones feministas y de Derechos Humanos han llamado la atención sobre el aumento de la violencia contra las mujeres y exigiendo cambios urgentes en la sociedad. El pasado 11, a pocos días de la multitudinaria Marcha del 8 de Marzo,  se convocó una manifestación que buscaba decretar una Alerta de Género que contará con medidas efectivas de prevención de la violencia, pero también medidas que acompañen y apoyen efectivamente a las mujeres y sus familias que ya son violentadas.

La Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres es un mecanismo de acción de emergencia que tiene como fin enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado. Como Feministas Libertarias creemos que una alerta de género sólo es efectiva en la medida que no sólo comprometa a la institucionalidad, sino que incluya a la sociedad en su conjunto, esto implica que los partidos políticos dejen de sólo asumir la lucha feminista como discurso y tenga acciones reales en contra del acoso y la misoginia dentro de sus filas, que luchemos firmemente en contra de la educación sexista y nos centremos en la construcción de un proyecto de educación respetuoso y liberador, que no permitamos que los medios de comunicación objetivicen el cuerpo de las mujeres como una mercancía más. Pero sobre todo necesitamos que como mujeres y como feministas sigamos empoderandonos, defendiendonos ya que la mejor defensa siempre es la organización.

Mejías, A. M. V. (2016). Feminicidio en Chile, más que un problema de clasificación. URVIO-Revista Latinoamericana de Estudios de Seguridad, (17).

Russell, Diana y Roberta Harmes, eds. (2006). Feminicidio: Una perspectiva global. Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, UNAM: México D.F

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta