28 de Septiembre: Día por la despenalización del aborto en América Latina...

28 de Septiembre: Día por la despenalización del aborto en América Latina y El Caribe

3 2360

 

28 de Septiembre: Día por la despenalización del aborto en América Latina y El Caribe

DECLARACIÓN PÚBLICA

DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS: UN DERECHO HUMANO DE LAS MUJERES

Organizaciones de mujeres, feministas y de derechos humanos llaman a reconocer los Derechos Sexuales y Reproductivos de las Mujeres

 

En 1990 se decidió declarar el 28 de septiembre como el Día por la Despenalización del Aborto, a fin de mitigar el impacto que tiene su práctica insegura y clandestina en la vida de las mujeres. Desde entonces, diversas organizaciones de mujeres, feministas y de derechos humanos se han sumado a la campaña de presión para demandar la despenalización del aborto en América Latina y El Caribe.

En esta fecha, las mujeres se movilizan en defensa de su derecho a decidir, su ciudadanía plena y su dignidad inherente de sujetas morales capaces de autodeterminar su propio plan de vida, libres de coerción estatal y de la amenaza de persecución criminal. Asimismo se interpela a los gobiernos latinoamericanos por las más de seis mil mujeres que cada año mueren por complicaciones de aborto y por los 55 mil abortos inseguros que se realizan diariamente en países que penalizan su realización. Se trata de muertes evitables si se cuenta con leyes que protejan los derechos de las mujeres.

Las organizaciones de derechos humanos, de mujeres y feministas hacen presente que los países que reconocen a las mujeres como sujetas de derechos y ciudadanas plenas, buscan disminuir la mortalidad y morbilidad a causa de abortos inseguros y reducir su tasa. Chile debe fortalecer su democracia cautelando los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres mediante leyes y políticas públicas integrales y laicas.

La criminalización del aborto es una de las más graves violaciones a los derechos humanos de las mujeres. Así lo afirman los organismos internacionales de Naciones Unidas encargados de vigilar a los Estados en el cumplimiento de las obligaciones que asumen al suscribir y ratificar los tratados internacionales, que desde hace décadas recomiendan periódica y sistemáticamente revisar la legislación punitiva, establecer excepciones a la criminalización total y garantizar la confidencialidad de la atención médica, en el marco de políticas amplias que garanticen el acceso a la información, educación sexual y servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo acceso a métodos anticonceptivos y políticas de prevención de la violencia contra las mujeres.

La violencia sexual es una de las manifestaciones más graves del continuo de la violencia contra las mujeres en el espacio público y privado. Constituye un atentado a los derechos humanos y los Estados tienen la obligación de prevenirla, proteger a las víctimas y reparar sus graves consecuencias. Si debido a la violencia sexual una mujer o niña resulta embarazada, el Estado no puede imponer la continuidad forzada del embarazo. La despenalización del aborto requiere que mujeres y niñas accedan a los servicios de salud como un derecho.

Debatir y legislar sobre aborto para proteger los derechos de las mujeres constituye un imperativo democrático ineludible. Resguardar al menos las tres causales propuestas por el Gobierno y garantizar a mujeres y niñas la atención medica e interdisciplinaria que el proyecto contempla, es el mínimo ético que el Congreso Nacional debe reconocer y aprobar.

Finalmente, recordamos que hace 15 años “duerme” en el Congreso Nacional el proyecto de Ley Marco sobre Derechos Sexuales y Reproductivos, iniciativa que establece las bases normativas generales para la protección de la salud sexual y reproductiva, así como el reconocimiento, garantía, protección y promoción del ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos de la población, en concordancia con lo dispuesto en la Constitución Política y los tratados de derechos humanos vigentes en el país.

El proyecto refuerza el derecho de las personas a una vida digna y libertad para tomar decisiones en aspectos sustantivos a su vida privada, protegidas de cualquier clase de violencia o discriminación y resguardadas de intromisión de terceros en su vida sexual, afectiva y familiar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

3 COMENTARIOS

  1. Ustedes creen que el aborto es un derecho, un avance hacia las mujeres porque les permite decidir sobre sus cuerpos, y según esto, es “feminismo”, y su argumento, porque de por sí ya las mujeres lo hacían entonces clandestinamente sólo hacía falta legitimarlo. Error. Las mujeres que abortan sufren física y psicológicamente, la violencia no se erradico, se embruteció. La ideología feminista promuerte adoctrina a las mujeres con slogans: “tu cuerpo, yo decido”, “no es un ser humano, sino un cúmulo de células”, “Es un mito el síndrome postaborto” “La religión las hace sentir culpables, y yo no soy creyente” Desconocen la mafia del negocio abortivo. Un bebé de pocas semanas incluso su zona cerebral está semi desarrollada, sienten dolor al ser abortados. Niegan lo principal: es una vida dentro del cuerpo. Esa no es una lucha por la mujer, es un genocidio.
    Un aborto es un acto violento hacia la mujer, es otro tipo más de violencia, permitiéndole al varón restarle su responsabilidad sobre las consecuencias de las relaciones sexuales (es decir, un posible embarazo), al final él no abortará, ni acudirá a ninguna clínica a “resolver” el problema, será ella, la mujer; perpetuando así el patriarcado que tanto critican las feministas radicales (de género). Viven engañadas, el hombre contemporáneo las ha engañado, creen vivir en libertad y plenitud, pero siguen oprimidas, haciendo más ricas a empresas privadas que venden incluso los órganos de los fetos abortados al mejor postor

  2. Las fundadoras del feminismo y quienes fueron las primeras en luchar por los derechos civiles de la mujeres jamás apoyaron el aborto ellas decían lo siguiente
    Alice Stoke Paul pionera del movimiento feminista y escritora de la Enmienda de Igualdad de derechos decía que el aborto es la explotación definitiva de las mujeres. ¿Cómo se puede proteger y ayudar a las mujeres matándolas cuando son bebes?
    Cady Stanton decía que el aborto es algo denigrante debido a que cuando se considera que las mujeres han sido tratadas como propiedad, es degradante para las mujeres que tratemos a los niños como propiedad para ser desechados cuando consideremos oportunos
    Victoria Woodhull quién también fue pionera del movimiento feminista, primera mujer en intentar postularse a la presidencia y quién propuso el amor libre decía que Los derechos de los niños, entonces como individuos empiezan mientras todavía son fetos
    Susan B Anthony una pionera del feminismo llamó al aborto como “asesinato de niños” También dijo lo siguiente: Deploro el horrible crimen de asesinato de niños. Queremos prevención, no meramente castigo. Debemos llegar a la raíz del mal(aborto) es practicado por aquellas que en lo más íntimo de sus almas, sienten repugnancia por el espantoso hecho. Todos los artículos que he leído sobre este tema han sido escritos por hombres. Denuncian a las mujeres como las únicas culpables y nunca incluyen al hombre en los planes para proveer otra solución. No importa cuál sea el motivo, amor de la comodidad, o un deseo de salvar el sufrimiento al inocente aún no nacido, es terriblemente culpable la mujer que comete el hecho, pero ¡oh! Tres veces culpable es quién la llevó a la desesperación que la impulsó al crimen
    Matilda Gage Este tópico yace más profundo entre los males hechos a la mujer que ningún otro. No dudo en afirmar que la mayor parte de la responsabilidad por este crimen recae en el sexo masculino.
    Mattie Brinkerhoff Cuando un hombre roba para satisfacer su hambre podemos concluir con seguridad que hay algo que anda mal en la sociedad; igualmente cuando una mujer destruye la vida de su hijo no nacido, es evidente que, o bien por la educación o por las circunstancias se le ha hecho un grave mal
    Sarah F Norton decía que Los asesinos de niños practican su profesión sin estorbo ni obstáculo y abren carnicerías de infantes sin ser interrogados. ¿Es que no hay remedio para ese asesinato de niños antes de que puedan nacer? Tal vez llegará el momento en que una madre soltera no será despreciada por su maternidad y cuando el derecho del no nacido a la vida no se le pondrá trabas
    Emma Goldman decía que La costumbre de procurar abortos ha alcanzado proporciones tan horribles en América que son increíbles. Tan miserable es la condición de las clases obreras, que se someten a 17 abortos por cada 100 embarazos
    Daphne Clair De Jong fue una feminista y escritora de Nueva Zelanda decía que : “Las mujeres conquistarán sus derechos solamente cuando exijan que se reconozca el hecho de que son personas que se embarazan y que dan a luz –y no siempre en los momentos más convenientes— y que las embarazadas tiene los mismos derechos que los demás. Decir que para ser igual que los hombres una mujer embarazada debe tener la posibilidad de librarse del embarazo a su voluntad, es lo mismo que decir que el ser mujer impide ser una persona con todas sus capacidades” . “La exigencia feminista en pro de la igualdad se basa en la igualdad de derechos de todos los seres humanos. El más esencial de todos es el derecho a la vida. Si las mujeres tienen que justificar el quitarle este derecho al no nacido, deben demostrar antes que su propia superioridad en tamaño, poder, fuerza física, intelectual, su necesidad, o su propio valor como persona, están por encima de cualquier derecho del no nacido. En la larga historia del chauvinismo machista, todos estos han sido los argumentos utilizaSarah Hudson actual feminista quién es la directora del National Campus Life Network en Canadá dice que el feminismo verdadero consiste en respetar a las mujeres por su unicidad, y esto incluye su capacidad única de dar vida. Cuando las mujeres sienten que deben sufrir un procedimiento invasivo y traumático para ser iguales, política, social y laboralmente ¿realmente podemos llamar a esto feminismo?
    Edith Stein que también fue feminista y escribió libros sobre la cuestión de la mujer jamás promovió el aborto y así podría seguir nombrando a otras mujeres
    Es una pena que ustedes sigan a mujeres que traicionaron los verdadero y primeros ideales del feminismo
    dos para justificar como buena la negación de los derechos humanos de las mujeres”

Deja una respuesta