Entrevista a Ana Bell Jara, Vicepresidenta Nacional de la Mujer de la...

Entrevista a Ana Bell Jara, Vicepresidenta Nacional de la Mujer de la ANEF.

Se inaugura Campaña Nacional contra el Maltrato Laboral en el Sector Público

Ayer martes 10 de Diciembre, en la Sala de Conferencias de la ANEF ubicada en pleno Santiago Centro, se reunieron alrededor de 100 mujeres en su mayoría y algunos hombres para lanzar la Campaña Nacional contra el maltrato laboral, organizada por sindicatos y organizaciones que se articulan contra el maltrato laboral en el sector público.

Como La Alzada Libertaria participamos en calidad de invitadas a la inauguración y realizamos una entrevista a Ana Bell, Vice Presidenta Nacional de la Mujer de la ANEF, con el objetivo de dar a conocer y difundir esta campaña que involucra a las mujeres trabajadoras del sector público nacional, pero que a la vez es una herramienta significativa para el conjunto de las mujeres que trabajan en todo el país y están expuestas o sufren maltrato laboral, ante el cual es necesario decir basta y buscar los mecanismos de organización colectiva para enfrentarlo. Un sindicalismo fuerte, de clase y de base, es un sindicalismo que ineludiblemente debe hacer de las luchas de las mujeres, su lucha general, una lucha de todos y todas las trabajadoras.

La Alzada: ¿En que consiste la campaña?

Vice Presidenta Mujer ANEF: Esta campaña está en el marco de los Derechos Humanos. Su primer objetivo es dimensionar el problema, levantar una muestra del maltrato. Es una muestra que esperamos que llegue a 2.000 centros de trabajo. Entendemos que cada organización sindical debe poner de su parte. Somos ocho organizaciones las que estamos participando. Creemos que hay que demostrar lo que ha pasado, pero además debemos hacer una advertencia a las autoridades que vienen, aquí no hay borrón y cuenta nueva, aquí deben saber a qué servicio se llega, qué han sufrido los y las funcionarias y por qué hay que generar un clima distinto. La campaña tiene esta doble dimensión. Las trabajadoras y trabajadores después de estos cuatro años no somos los mimos y esto debe ser mostrado.

La campaña consiste en que colocamos un buzón en los servicios, recogemos los testimonios de las personas en forma anónima, sus denuncias, aquello que las personan perciben como discriminación o situación de maltrato. Lo que ellas perciben, porque en general no es lo que los otros ven, sino lo que las personas sienten y por eso la idea de este buzón. Debo resaltar que es anónimo, la gente no tiene que dar su identidad, pero si debe colocar la institución, esto es muy importante, porque para hacer el recuento después, tenemos que identificar la institución. Si hay quienes quieren poner su nombre que lo hagan, nosotros vamos a resguardar la identidad de las personas.

Esta campaña debemos hacerla a nivel de base, porque se debe informar a las compañeras y compañeros de qué se trata y además debemos desplazar el miedo, decirles que no deben tener temor, que esto no va a tener represalias, que no va a significar un riesgo. Lo que hemos vivido es que las personas se callan el maltrato porque tienen miedo. Hay que dar una certeza de que no van haber problemas.

Pero además, también, en el buzón preparamos un papel en el cual se ponga la denuncia, pero también está la posibilidad de una propuesta, cualquier persona que quiera proponer cosas para solucionar los problemas, también son bienvenidas. Porque no sólo debemos mostrar el problema, sino además proponer soluciones. Entonces, está es la idea de nuestra campaña.

La Alzada: ¿Cuanto Dura?

Vice Presidenta Mujer ANEF: Nosotros esperamos tener a lo menos, entre 20 – 25 días los buzones en los servicios, con tiempo para que se coloquen los testimonio y propuestas, y luego de un mes que creemos  que es un tiempo suficiente,  recogeremos el contenido de las cajas y vamos a levantar una muestra, para entregar un resultado, y hacérsela llegar a las autoridades, diciendo y mostrando esta situación porque esperamos poder construir una relación laboral de respeto, en donde los trabajadores y trabajadoras se sientan tranquilos y tranquilas en su dignidad.

Los materiales que  nosotros tenemos: Tenemos el afiche que se hizo desde la campaña mundial que es la Venus de Milo con la cabeza ensangrentada. Este es un afiche que hizo la Internacional de Servicios Públicos para el fin de la violencia, tenemos estos afiches para pegar. Hicimos un afiche para ponerlo en los buzones que dice que es la campaña en contra de la violencia y además hicimos una pequeña hoja conductora en donde se dice a las personas deposite aquí el testimonio e hicimos una hoja para que la gente pueda llenar el testimonio. Es decir los materiales están, tenemos 2000 afiches para los 2000 buzones.

El éxito de la campaña va a depender del esfuerzo y empuje que ponga cada una de las organizaciones.

La Alzada: ¿Cómo surge esta campaña?

Vice Presidenta Mujer ANEF: Mira, esta campaña surge a partir de una experiencia que hemos tenido aquí en nuestra organización de recoger distintas denuncias de maltrato que se han ido reproduciendo en distintos servicios públicos particularmente de mujeres. El maltrato no es sólo a la mujer, es a los dirigentes sindicales, pero también a hombres. El maltrato es un abuso de poder, entonces toda relación jerarquizada generalmente puede generar una situación de maltrato. Cuando Bachelet estuvo de presidenta, nosotras instalamos un Código de Buenas Práctica Laborales, que implicaba hacer seguimiento al problema del acoso laboral, eso ayuda a poner de manifiesto el problema, cuando terminó el gobierno no se le hizo un seguimiento al Código en lo que tenía que ver con maltrato y el maltrato se incrementó. Porque el gobierno de Piñera cuando llegó despido a 11.000 trabajadores y la mayoría en forma arbitraria y esto instaló una situación de miedo, porque cuando te despiden sin justificación, cuando es por nada que te despiden, eso causa terror y cualquier persona se siente amenazada, en ese clima de amenazas se produce la sumisión de la gente, miedo, y eso es un espacio favorable y propicio para cualquier situación de maltrato. Nosotros comenzamos a recibir muchas denuncias.

Nosotros no tenemos estadísticas sobre el problema, porque en realidad cuesta que la gente denuncie, cuesta mucho, la gente teme a la denuncia. Por otro lado los instrumentos administrativos que tenemos para el seguimiento son insuficientes, no dan cuenta del problema y no dan cuenta de la naturaleza del problema. La situación es que por ejemplo, tú puedes estar hace dos años con un sumario  por maltrato y finalmente no hay un buen desenlace de aquello. Nosotros tenemos un problema con la tutela de derechos en los tribunales, los funcionarios públicos no estamos protegidos por la Tutela de Derecho, por tanto tampoco podemos acudir a los Tribunales de Justicia, entonces todo se desenvuelve en un “acuerdo” de “buenas relaciones”, y las “buena relaciones” sin regulación no son necesariamente buenas relaciones. Entonces en este contexto es que nosotros empezamos a recoger situaciones de maltrato.

La campaña, por tanto, surge como una iniciativa de sistematizar lo que hay y de ordenarlo, pero también de generarle a la gente un espacio que es un poco de inflexión. Estamos en un momento de cambio, vamos a cambiar de jefe, vamos a cambiar de empleador, cada cuatro años nosotros cambiamos de empleador, en el fondo cada gobierno es un nuevo empleador y como estamos en este momento de inflexión estamos viendo la posibilidad de que la gente pueda entregar su testimonio, su denuncia sobre situación que ellos perciben como maltrato, como discriminación.

Queremos ver si en este momento nuestros compañeros y compañeras son capaces de romper los medios y escribir su denuncia. Esto lo vamos hacer desde el mundo sindical que es un espacio que debe ser de confianza, debe ser una instancia en que se debe confiar, porque el sindicalismo representa a los trabajadores y trabajadoras, por esto, que lo haga el sindicato es super importante, porque de esta manera las personas se pueden sentir protegidas ante el testimonio, puede ser así pero no podemos afirmar esto hasta que esté comprobado, es una hipótesis, y en esto estamos tratando de ver que resulta.

La Alzada: ¿Cuantos testimonios esperan recoger en la campaña?

Vice Presidenta Mujer ANEF:  No podría garantizar un número. Todavía nos falta saber cuantos servicios van ha asumir efectivamente la campaña. Ahora ya se han repartido para 150 lugares de trabajo. Salud se llevo buzones para pone en todo el país, de Fenprus y Confusam. Vamos a tratar de llegar a 1.200 lugares de trabajo. ¿Cuántos testimonios van a allegar en estas cajas? es algo incierto,  nosotros estamos afirmándonos sobre la hipótesis de que las personas ya no tienen miedo, que confían en la organización, que se sienten protegidas y que por tanto esta en condición de entregar testimonio.

La Alzada: ¿Se va poder levantar un porcentaje aproximativo del maltrato laboral?

Debiéramos, pero vamos a levantar una muestra, por eso decimos que es una muestra porque no nos atrevemos a decir “voy a levantar una estadística”, porque esto es muy difícil sobretodo en el mundo sindical donde nosotros no tenemos instrumentos, no tenemos centro de estudios, no tenemos capacidad de desarrollar investigación, no tenemos nada de eso, entonces esto es una cosa muy voluntaria, muy desde la organización en nuestras precarias condiciones para este tipo de trabajo, y por tanto no podemos más que levantar una muestra.

La Alzada: Cuéntenos ahora ¿Cómo es la situación de maltrato laboral en el sector público?

Vice Presidenta Mujer ANEF: Nosotros hemos sufrido hace mucho tiempo situaciones de subvaluación de las personas a nivel del personal, como por ejemplo que te griten “¡hueona no hagai esto!”, “esta mina es tonta”, “cómo pueden haber habido tantos tontos trabajando para el gobierno”, mujeres de un servicio, por ejemplo una mujer que le decían “oye cuídate, no hablí tanto que yo te puedo cambiar por los de 20´”,  a una compañera más madura le decían esto, “Yo tengo el poder”, cuestiones de este tipo, de manera muy muy reiterada, en muchos lugares.

La Alzada: ¿Situaciones de acoso sexual?

Vice Presidenta Mujer ANEF: Algunas situaciones de sexualidad. Nosotros tenemos dos denuncias de mujeres que tuvieron sexo con el jefe en la oficina, esto debiera significar la destitución del jefe, pero no necesariamente ha significado esto. Tenemos por ejemplo maltrato a los dirigentes sindicales que son humillados, más en el caso de mujeres dirigentas, por ejemplo una compañera que está en el siquiátrico ahora,  ella es dirigenta, y el jefe todos los días hablaba “Oye, pero cómo van a elegir a esta mina de dirigenta, pero cómo van a elegir a una mina de dirigenta, como a una hueona tan tonta, cómo puede ser ella la que los dirija, y después cómo la voy a dejar a cargo de un programa, cómo”, a ella la dejaron sin programa, le quitaron la jefatura, le quitaron todo. Estas son situaciones muy reiteradas, cosas muy muy violentas. En muchos casos estas cosas han pasado porque han habido funcionarios o funcionarias muy calificadas que conocen mucho el trabajo, pero otros del gobierno de Piñera que no conocían la administración pública cometieron errores, y la gente los vio cometer errores, y luego ellos se desquitaron con la gente, hay muchos casos así. En la oficina tengo tres o cuatro testimonios de situaciones muy complejas, pero todas están retenidas en la contraloría.

Mientras no exista una regulación que implique sanción nosotras estamos siempre en el limbo, nos quedamos siempre en el ámbito de las “buenas relaciones” que es un ámbito de las voluntades y no de las obligaciones y derechos.

La Alzada: ¿Cuáles son las organizaciones que están participando en la campaña?

Vice Presidenta Mujer ANEF: Ocho organizaciones. Está la Anef, pero la Anef tiene internamente 120 organizaciones y nosotros representamos a toda la administración central, somos 70.000 trabajadores. Está la Confusam que son todos los consultorios de las comunas, tienen al rededor de 35.000 trabajadores afiliados, más o menos. Está la Fenpruss que son todos los profesionales de la salud, matronas, técnicos, ellos y ellas también tienen cobertura nacional que son como 20.000 trabajadores. Después tenemos la Anejud que son todos los trabajadores del poder judicial. La Confemuch que son los asistentes de la educación, deben ser 30.000 en todo Chile. Son las cuatro organizaciones fuertes que están en esto. Pero está también la Fenapro. Tenemos parte de la Junji pero que no han estado viniendo tan fuerte, pero que nosotros esperamos que acojan la campaña. El grueso de la campaña la llevamos entre estas organizaciones.

La Alzada: ¿En qué lugares va estar esta campaña?

Vice Presidenta Mujer ANEF: La ida es que estos buzones se pongan en todos los servicios públicos donde lleguen las asociaciones, en los ministerios, en los jardines infantiles, etc. Dirigidos a los y las trabajadores centralmente, en los consultorios. La muestra va a depender de donde las organizaciones pongan sus cajas, a nosotros en la Anef lo que nos interesa son ministerios emblemáticos, por ejemplo Hacienda, La Moneda, nos interesa poner mucho dentro de La Moneda. Dentro de la Tesorería donde ha habido un gran problema de maltrato. Fenap, Sename en donde también hemos tenido muchos problemas de maltrato; También el Ministerio de Justicia, Ministerio de Relaciones Exteriores, La Dirección del Trabajo donde también ha habido muchos problemas. El Ministerio de Educación. El Sernam, que es un lugar en donde ha habido mucho maltrato. En El Instituto Nacional de Derechos Humanos. Son servicios estos que son emblemáticos, que son conocidos, es muy importante que esta campaña tenga mucho efecto.

La Alzada: ¿Qué le diría usted a las trabajadoras del sector público y chile a partir de esta campaña?

Vice Presidenta Mujer ANEF: Yo lo que más insistiría, es en invitar a las trabajadoras a denunciar, a nunca quedarse con la situación de maltrato dentro del cuerpo, porque primero cuando uno habla y rompe el silencio lo primero que te das cuenta es que no te pasa solo a ti, siempre hay otros que les está pasando y que esto es un problema social, y que uno es una víctima, no siempre las mujeres se reconocen como victimas, o las personas victimas de violencia no se ven a si mismas como victimas. Y en segundo lugar, que hay una organización que se preocupa, que va estar detrás de ellas, y que hay que hablar y que hay que denunciar, porque la única forma de general políticas es que el problema exista, y si la gente no habla el problema no existe, y el problema tiene que estar puesto en la sociedad, tiene que estar puesto en la opinión pública para que existan políticas, por tanto yo las animaría a tener mucho coraje, fuerza y a denunciar, a denunciar, a denunciar, que no les va a pasar nada. La organización las va a proteger, la organización requiere de sus testimonios,

Porque incluso el sindicato no se hace cargo mientras no vea la dimensión que tiene el problema. Mientras el sindicato no vea que el problema es un problema laboral general, el sindicato no se hace mucho cargo, entonces se crea  un circulo vicioso; si la gente no denuncia, no se ve la dimensión del problema, la gente los sigue pasando mal, sigue siendo violentada, sigue siendo minimizada y con que se termina: con un montón de personas en el siquiátrico. La mayoría de las licencias medicas  que hay por problemas de riesgo de salud mental tienen que ver con acoso laboral, el 80%. Romper el medio, sentir que la organización esta detrás tuyo, que te va a proteger, que te va ayudar y que te va a defender.

La Alzada, Acción Feminista Libertaria,

Entrevista realizada en la ANEF el martes 11 de diciembre 2013.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

NO HAY COMENTARIOS

Deja una respuesta